Primeros pasos del nuevo SEAT Arona

SEAT Arona

Primeros pasos del nuevo SEAT Arona

El SEAT Arona, el segundo SUV de la marca española, ha dado por fin sus primeros pasos. Largamente anunciado (llegará al mercado tras el próximo Salón de Frankfurt, en septiembre), el todocamino de Martorell muestra ya sin recato unas formas que, con toda la intención, mantienen el aire de familia de las últimas creaciones de la compañía, especialmente con el exitoso SEAT Ateca. Pero vayamos por partes.

SEAT Arona

SEAT Arona

SEAT, en los últimos tiempos, es una de las marcas que no da puntada sin hilo. Cada modelo que saca al mercado lo hace siguiendo los parámetros exactos para asegurarse un buen volumen de ventas. Nada -o poco- de invenciones marketinianas prometiendo emociones y demás. Desde el SEAT León al SEAT Ateca, pasando por el SEAT Toledo -quizá el coche más pragmático de su catálogo- y por el incombustible SEAT Ibiza, cada uno de sus modelos parece hecho a la medida del perfil de público de sus respectivos segmentos, a saber: buen comportamiento dinámico combinado con un confort razonable; amplia gama de motores de buen rendimiento y consumos; sensación de calidad por encima de la media; y equipamiento de seguridad, confort y conectividad de última hornada.

SEAT Arona

SEAT Arona

Era lógico esperar, por tanto, que el SEAT Arona se ajustara a estos criterios, pero con un matiz añadido, el de la personalización. Y tiene sentido. El nuevo crossover comparte la nueva plataforma MQB A0 (Modular Quer Baukasten) con la quinta generación del SEAT Ibiza (y con el nuevo Volkswagen Polo), lo que lo coloca en el segmento de los SUV-B, el de mayor crecimiento en los últimos tiempos.

Con una longitud de 4.128 mm (79 mm más que el Ibiza y 144 menos que el León), la carrocería del SEAT Arona, con pintura bitono opcional (la marca desarrollará un completo programa de personalización) envuelve un habitáculo más espacioso que el de su hermano utilitario -al que además del chasis también le une la vocación urbana- y un mayor maletero (400 litros, frente a los 355 litos del Ibiza). Su aspecto campero, de hecho, se ha aprovechado para diseñar un interior en el que las cotas de altura mejoran tanto delante como detrás.

Interior del SEAT Arona

Interior del SEAT Arona

En este interior podrán encontrarse equipamientos de última generación como el sistema de conectividad Full Link (vincula el smartphone con el coche a través de Apple Car Play, Android Auto o Mirror Link), pantalla táctil de 8 pulgadas, cargador inalámbrico o asistentes a la conducción como el control de crucero adaptativo, el asistente de conducción autónoma en atascos (avanza y se detiene automáticamente) o la entrada y arranque sin llave Kessy, entre otros.

Como en sus hermanos más modernos, el SEAT Arona contará con cuatro niveles de acabado: Reference, Style, Xcellence y FR. Al contrario que con el Ateca, que ha tardado un año en disponer del nivel FR, de aspecto más deportivo, para el Arona SEAT no ha querido esperar y estará disponible desde el principio, con suspensión adaptativa con dos ajustes y el SEAT Drive Profile, que varía la respuesta del motor, la dirección y el cambio (en las unidades equipadas con el DSG) en cuatro modos de conducción: Normal, Sport, ECO e Individual.

SEAT Arona

SEAT Arona

En cuanto a la gama de motores, la oferta arranca con tres opciones gasolina y dos diésel, todos ellos de tracción delantera. El 1.0 TSI de tres cilindros estará disponible con 95 CV y cambio manual de 5 velocidades, y con el 115 CV (ya hablé de su buen rendimiento en la prueba del SEAT Ateca), bien con caja de cambios manual de 6 velocidades o el automático de doble embrague DSG de 7 marchas, mientras que por encima se colocará, solo para la versión FR, el nuevo cuatro cilindros 1.5 TSI de 150 CV y sistema de desconexión activa de cilindros.

En cuanto a los diésel, el 1.6 TDI llegará también con 95 CV (manual de 5 velocidades o DSG de 7) y 115 CV con cambio manual de 7 relaciones. Dentro de un año se ofrecerá una variante 1.0 TSI de 90 CV alimentada por GNC (gas natural comprimido), la que puede considerarse alternativa de propulsión híbrida (gas-gasolina) dentro de la gama de este modelo.

 

 

 

 

Sé el primero en comentar